Paranormal

Muchas personas del planeta están teniendo el mismo sueño y da mucho miedo

Un hombre con un sombrero se aparece en tu habitación mientras tú estás en la cama. Es un figura oscura y borrosa, se tratará de un hombre de unos cuarenta o cincuenta años. Su mera presencia te paraliza. Te absorbe. Te deja muda e inmóvil. Intentas hacer algo, pero no puedes. ¿Estás dormida o estás despierta? ¿Ese hombre existe o estás teniendo solo una pesadilla?

De golpe, como si de una ensoñación se tratara, vuelves a recobrar los sentidos, dejas de estar inmóvil y muda. Pero ya no hay ni rastro del hombre. Ya ha desaparecido. O es que quizás nunca estuvo.

Tim Brown publicó este relato en la plataforma The Hat Man en el año 2008. Al poco, este estadounidense comprobó que su historia era relativamente común. A su experiencia, se sumaron la de muchas otras personas con una particularidad en común: el mismo hombre del sombrero se repetía una y otra vez en todas ellas. A esa aparición, le seguía el mismo efecto: parálisis del cuerpo.

Este tipo de apariciones nocturnas —también denominada popularmente como Visitantes de Dormitorio— se solía atribuir a explicaciones demoníacas o fantasmales. Se descubrió que prácticamente todas las culturas tienen algún elemento de este tipo que se asocia a los espíritus o a elementos de fantasía.

Sin embargo, desde mediados del siglo XX, la medicina ha arrojado algo de luz respecto a estas pesadillas compartidas: las personas que las experimentan podrían sufrir parálisis del sueño. Eso significa que se despiertan antes de dejar de soñar. En la parálisis del sueño los músculos se relajan hasta el punto de dejar el cuerpo inmóvil. Se cree que este es un mecanismo de defensa para no actuar de forma violenta durante el sueño.

Este tipo de parálisis puede experimentarse de forma más aguda debido al estrés, la cafeína y la falta de sueño.

Deja un comentario