Image default

Los Manseros brillaron en la gran apertura de Jesús María

Los Manseros Santiagueños cerraron a puros clásicos folclóricos la apertura de la 54º edición del Festival Nacional de Doma y Folclore de Jesús María, en una noche de color y coraje que contó con figuras como Chango Spasiuk y Los 4 de Córdoba.

Spasiuk se encargó de dar inicio a la velada musical con su destreza en el chamamé a través del acordeón. El artista misionero fue acompañado de un grupo de músicos entre los que estuvieron los hermanos Núñez y las hermanas Vera.

«Es un orgullo pasar por este escenario y compartir esta mirada de gran parte del chamamé. No quiero hablar mucho, sólo quiero tocar por todos estos años que no he venido. Disfruten esta música», expresó Chango en su vuelta a Jesús María tras 15 años.

En la apertura de la celebración, cerca de 600 alumnos de distintas escuelas de la zona estuvieron invitados y bailaron el clásico Pericón. La tradicional competencia de doma y las destrezas de los jinetes acapararon la atención entre los números musicales, junto a la presentación inicial de las delegaciones gauchas.

El presidente de la Agencia Córdoba Turismo, Julio Bañuelos, señaló a Cadena 3 que los festivales son «uno de los principales motores que tiene el turismo en la provincia».

Por su parte, el intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Mestre, estuvo presente en el festival e indicó a Cadena 3 que estaba «muy contento» de presenciarlo una vez más.

«Este es un festival especial. Tenemos todas las expectativas puestas en los festivales, hay una movilidad en relación al esparcimiento y la cultura que es muy importante para nuestro pueblo», destacó.

Los 4 de Córdoba revivieron grandes canciones del folclore y éxitos como «El Olvidao» y «Canción de las simples cosas», en una modalidad sinfónica para festejar los 50 años del grupo.

«Todo lo que pasa aquí en Jesús María es fantástico. Nos cruzamos en la prueba de sonido con Los Manseros, hacía mucho no pasaba. Es emocionante este festejo de los 50 años», resaltó Victor Hugo Godoy, ícono del grupo.

La banda correntina Alborada llevó lo mejor del chamamé e invitó al escenario a un virtuoso acordeonista japonés. A su vez, el conjunto Ceibo llenó la noche de carnaval y clásicos folclóricos, a los que incluso se animó a darles tintes cuarteteros.

Antes de salir al escenario, Onofre Paz, líder de Los Manseros Santiagueños, valoró en diálogo con Cadena 3 los 60 años de trayectoria del grupo:  «Recuerdo cuando el escenario era de lona todavía. Estamos trabajando con tres integrantes y para que las cosas salgan bien agregamos tres violines y un chelo».

El histórico conjunto deleitó al público sobre el final e interpretó grandes canciones como «Para los ojos más bellos», «Piel chaqueña», «Siembra labrador», «Entro a mi pago sin golpear», «Canto a Monte Quemado» y «Cruzando el dulce».

Onofre dedicó la canción «Eterno amor», a su autor, su hijo Martín -que se alejó del grupo tras una disputa con su padre-. «Martín nos está mirando desde su casa y le dedicamos esta canción», expresó.

«El afecto y el amor que tienen por Los Manseros, estamos totalmente agradecidos. Feliz 2019, que tengan un buen año», concluyeron.

Publicaciones relacionadas

Sergio Galleguillo llevó la chaya a Jesús María

admin

Víctor Heredia celebró 50 años con la música en Jesús María

admin

Luciano Pereyra enamoró a una multitud en Jesús María

admin

Deja un comentario