La investigación de Horacio Verbitsky no solo revela el entramado judicial detrás del pago de coimas a cambio de inmunidad en distintas causas, sino que salpica a la punta de lanza que el Gobierno viene usando para pinchar y hundir a su rival electoral más fuerte, que no es otro que el que representa Cristina Fernández.

La inconsistencia de encarcelar y extorsionar a distintos empresarios y funcionarios relacionados a la obra pública, basándose en fotocopias de supuestos cuadernos confeccionados por el chofer Oscar Centeno. Las únicas imágenes fueron digitalizadas por el diario La Nación con la fiscalización de un hombre designado, nada menos que por el Escribano General de la Nación, Carlos Marcelo D’Alessio. Si, el tío de este abogado que actuaba como el brazo extorsionador del fiscal Carlos Stornelli.

Con la revelación de los Panama Papers y la necesidad de Mauricio Macri de desligarse de la adminsitración de las offshore señaladas, el Presidente firmó la constitución del fideicomiso cediendo el manejo de sus acciones a la empresa Seguridad Fiduciaria S.A. Oh casualidad, esta empresa fue constituida en la ciudad de Buenos Aires en el año 2001 por Carlos Marcelo D’Alessio, quien desde 2015 se desempeña en la administración pública ocupando el cargo de escribano general.