Image default

Histórico secuestro: 17 detenidos y 1.200 armas

Unas 17 personas, acusadas de integrar una banda internacional de contrabando de armas, fueron detenidas este martes en 49 allanamientos concretados por la Gendarmería Nacional en localidades de cinco provincias, donde la Justicia federal detectó que los arsenales decomisados conformaban una triangulación que llegaba desde Estados Unidos y Europa a la Argentina y luego eran enviadas a Brasil, vía Paraguay.

Así lo informó este miércoles el Ministerio de Seguridad al señalar que el operativo, bautizado Palak por el nombre de un barco portugués usado para el traslado, configuraba «el secuestro de armas más grande de la historia del país».

Entre las 935 armas secuestradas había granadas, fusiles FAL, fusiles Colt M4, ametralladoras Browning, más de 30.000 municiones de diferentes calibres, pólvora, granadas, minas anti-tanques, balanzas, visores nocturnos, documentación de empadronamiento de armas, partes de armamento, katanas, mientras en el allanamiento de Córdoba hallaron «cuerpos de bombas para aviones, colas de bombas, minas antipersonales y trotil en escamas», entre otros elementos.

Los allanamientos, ordenados por la justicia federal en 52 propiedades de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Río Negro y Santiago del Estero, fueron ejecutados por personal de Gendarmería y terminaron en principio con 17 detenidos, añadió.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien visitó junto a su colega de Defensa, Oscar Aguad, y el jefe de la Gendarmería, Gerardo Otero, uno de los sitios allanados en la localidad bonaerense de Martínez, advirtió que «esto no sólo es importante para la Argentina, sino que también es importante para bajar la violencia en Paraguay y en Brasil».

En ese sentido, señaló que «hay muchas de estas armas que son las utilizadas por los narcotraficantes y los grandes carteles brasileros que manejan el negocio del narcotráfico con ametralladoras y armas pesadas de todo tipo».

Bullrich detalló que las armas «salían de Estados Unidos y otras de Europa» para luego ser ensambladas y distribuidas en América del Sur

«Acá estamos hablando de unas mil armas que se armaban aquí, en la Argentina», acotó la ministra y destacó que halaron «un arsenal en Buenos Aires, otro en Río Negro y otro en Córdoba».

Asimismo, explicó que «todas estas armas conformaban una triangulación: de Estados Unidos y de Europa a la Argentina, donde se armaban y se enviaban a Pedro Juan Caballero, Paraguay, para enviarlas a Brasil».

Seguridad indicó que tras ocho meses de tareas de inteligencia criminal, personal de Gendarmería descifró el modus operandi de esta banda que contrabandeaban armas desde el hemisferio norte par luego enviarlas a Brasil vía Paraguay.

Entre las armas detectadas había fusiles Colt M4 calibre 5,56 y fusiles AK 47 que, según el reporte de la investigación, llegaban desde Estados Unidos a través de encomiendas, mientras los cargadores eran comprados en Alemania, trasladados a España, desde allí enviados por correo a Holanda donde eran escondidos en contenedores que por mar llegaban a Argentina.

«Es una gran operación», destacó Bullrich y felicitó «a la Gendarmería, que llevó adelante a los allanamientos, y a todos los organismos que participaron: la AFI, la AFIP, el Ministerio de Defensa, la ANMAC, la Dirección Nacional de Investigaciones de esta cartera y todos los que han trabajado para sacar, por ahora, mil armas del mercado negro».

La investigación estuvo a cargo del juez federal en lo Penal Económico Pablo Yadarola, quien además se incautó de 166.000 dólares y 800.000 pesos que fueron secuestrados durante los allanamientos.

Seguridad indicó que Bullrich, Aguad y Otero también viajaron a Córdoba para visitar el arsenal allí incautado.

Publicaciones relacionadas

Parte Policial del fin de Semana

admin

Carrió: «La reglamentación dictada por Bullrich viola los derechos humanos fundamentales»

admin

Detuvieron a un hombre armado que quería ver a Macri

admin

Deja un comentario