Salud

Glifosato para desayunar: detectan trazas del pesticida en cereales infantiles

Se habla mucho sobre lo que se debe o no desayunar. Que si un poco de LSD al despertar para rendir mejor durante el día, que si garbanzos a cucharadas para estar sano, que si huevos a la plancha perfectamente simétricos. ¿Y glifosato? Pues mejor que no, pero parece que sí: un estudio de Environmental Working Group (EWG) ha encontrado altos niveles del herbicida en avena, granola y barritas de cereales que podrían entrañar un riesgo para la salud humana.

Así lo considera EWG, que ha analizado una muestra de 45 cereales cultivados de manera convencional y 16 de forma orgánica, sobre los que detalla las marcas. Del primer grupo, 43 muestras han dado positivo en glifosato y 5 en el segundo. Sin embargo, únicamente 31 muestras de cereales convencionales tienen tal nivel de herbicida que exceden los estándares de seguridad alimentaria de la EWG (160 partes por billón) y que por ello podrían resultar tóxicos para los niños.

“Para alcanzar la dosis máxima, sería suficiente con comer una porción de 60 gramos de avena con unos niveles de glifosato de 160 partes por billón. La mayoría de muestras de productos de avena convencional del estudio de EWG exceden las 160 partes por billón, lo que significa que una sola porción de estos productos excede los límites que fija la EWG”, sostiene la investigación.

“Cada año, más de 550 millones de litros de glifosato se rocían sobre los cultivos estadounidenses, principalmente de maíz y soja aptos para el Roundup, es decir, variedades modificadas genéticamente para soportar el herbicida”, afirman desde EWG. Señalaban también que, actualmente, el herbicida se emplea para muchos otros cultivos, como el trigo, el centeno, la avena y las judías, y recordaban que el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC) considera que el glifosato “es potencialmente peligroso”, tal y como conviene la Organización Mundial de la Salud.

No es la primera vez que se tiene noticia de la presencia del glifosato en alimentos para humanos. De hecho, la ONG US Right to Know revelaba en abril que la Agencia de Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha estado realizando controles alimentarios para detectar el herbicida y había encontrado “bastante cantidad” del mismo, datos que a día de hoy no se han hecho públicos.

El anuncio se suma a la noticia de la sentencia que condena a Monsanto, el mayor fabricante del herbicida Roundup que contiene glifosato, a pagar una multa de 289 millones de dólares a Dewayne Johnson por haberle provocado un cáncer linfático que ya ha puesto fecha de caducidad a su vida.

Deja un comentario