Image default

Espeluznantes detalles del crimen de las hermanas israelíes

Pyrhia Saroussy, de 63 años, y Lily Pereg, de 54, las dos turistas israelíes, fueron encontradas en la casa del hijo de una de ellas en Guaymallén, Mendoza. Nicolás Gil Pereg, de 36 años, el hijo y sobrino de las turistas, fue imputado por “homicidio agravado por el vínculo” en relación a la mamá y “homicidio simple” en relación a la tía.

Ambas mujeres, que eran buscadas desde el 12 de enero, aparecieron enterradas en un predio en el que se estaban llevando adelante obras de construcción. Sus cuerpos estaban tapados con piedras y ripio, y una de ellas presentaba tres disparos en la cabeza y la otra golpes severos.

Tenían heridas post mortem y hierros enterrados en sus genitales y sus cráneos. Hasta el momento, no se conoce el móvil de los asesinatos.

“Vamos a pedir pericias psiquiátricas y psicológicas. Se trata de un delito de pena perpétua”, dijo Claudia Ríos, fiscal de la causa, a Cadena 3.

El asesino fue soldado israelí y no tenía antecedentes. Administraba cinco empresas que pertenecían a su madre y a su tía y estaba construyendo unas canchas de fútbol en el predio a donde fueron encontradas las dos turistas.

Actualmente, se encuentra detenido en el penal de Boulogne Sur Mer de Mendoza.

Deja un comentario